lunes, 4 de marzo de 2019

DEJARSE EL PELO NATURAL, DESINTOXICACIÓN DE TINTES. HENNA.

¡Muy buenos días chicas y chicos y bienvenidos a Ciencia de ti!



Este tema os interesa a muchas y muchos. Muchos me conocéis por los foros vogue, mi usuario era Irpel (Irene Pelo, no tiene más jajaja). Mi melena se fue haciendo conocida allí y posteriormente me abrí mi propia web, que es esta, Ciencia de ti, para hablar de pelos y de más cosas. 

Uno de los foros más visitados y comentados por allí era uno que se llamaba DESINTOXICACIÓN DE TINTES, o algo así. Eran chicas que habían caído en la esclavitud de los tintes y ahora  querían destintoxicarse, y nunca mejor dicho, y volver a su color natural y virgen. 

Yo en aquella época era totalmente adicta a cambiarme el color de pelo (solo tenéis que ver mi post: MIS HISTORIAS CON LOS TINTES para flipar de la de tonos que he llevado, y eso que no tengo fotos de todos ellos...) Pero cuando descubrí el post de Vogue de desintoxicación, me prometí a mí misma que algún día tendría mi color natural, que me gustaría casarme llevando mi color, y que contaría mi experiencia personal para ayudar a todas aquellas personas que quisieran volver a ver su tono natural y dejarse esta adicción.

Os cuento un poco más profundamente... Yo pasaba por ciclos de querer ser pelirroja, para después querer ser rubia y por lo tanto tenía que matar el pelirrojo (difícil y doloroso para el pelo), luego me cansaba de todo y volvía a mi color castaño para intentar salir del círculo vicioso de nuevo, pero luego me aburría y quería volver al pelirrojo, y me obsesionaba con los diferentes matices de rojo y cobre para lograr el color exacto.

 No estoy nada orgullosa de aquella época, lo recuerdo como una exclavitud y una pérdida absoluta de dinero en tintes. Recuerdo que destrocé mi pelo. Acabó chicloso, sin brillo, sin vida. La piel del cuero cabelludo también se me irritó. Recomiendo a todas las que estéis leyendo esto que paréis y sigáis mis consejos.

Algo hizo CLICK en mí cuando vi que mi pelo había dejado de tener su brillo característico. Porque, ¿qué importa si tienes el pelo del color que quieres si lo tienes mate y apagado? Cualquier color es hermoso si tiene un brillo espectacular. Y yo había perdido todo eso.

Decidí frenar. Pero cuando lo intentaba, me frustraba mucho ver cómo los tintes se desgastaban, crecía mi color algo diferente de la raíz, y odiaba ese efecto. Al principio probé con baños de color de mi tono, matizadores...(os he hablado de ellos en este post)

Todo eso pasó hasta que me encontré con la HENNA. La henna es una planta que tiñe de forma natural. La henna pura es roja, pero mezclada con otra planta como es el índigo, crea castaños, chocolates y negros. Mezclada con Cassia crea pelirrojos más claros y más intensos. 




Tengo un vídeo sobre todo esto aquí, por si lo preferís:




La henna NO daña el pelo, del revés, lo repara intensamente. La henna se va haciendo permanente conforme repites aplicaciones y tiene propiedades increíbles para piel, cuerpo cabelludo y fibra capilar. 

Os dejo aquí un vídeo que os encanta sobre la henna, si tenéis dudas preguntadme y haré más vídeos! Hay una lista de reproducción en el canal que se llama HENNA y ahí tenéis unos cuantos vídeos)





El caso es que descubrí la henna y fue mi trampolín para lanzarme al mundo sin tintes químicos.

La henna la utilizaba con agua caliente, henna pura alguna vez y luego mezclaba henna pura con una caja que se llama Castaño oscuro. Todo de Radhe Shyam. Las cajitas en el herbolario cuestan 4-5 euros. Viene una bolsa con polvitos para que la mezcles con agua y te hagas un barro que tiñe.

El pelo me quedaba pelirrojo precioso, y las raíces las fui aclarando de vez en cuando con camomila intea para que no se notara tanto el corte rojo-castaño. Mi pelo es castaño normal.

Después de esas teñidas con henna, me dejé de poner nada. En el momento en el que publico este post llevo dos años y pico sin teñirme con henna ni nada, solo me queda henna en las puntas.

El color de la henna dura intenso en el cabello tantos meses y años que es fácil dejar de teñirse. En estos años solo he ido utilizando camomila en la raíz conforme iba saliendo cabello nuevo y a veces ni eso. 

Es decir, actualmente solo me queda algo de henna en las puntas, como explico y os muestro en el vídeo, el resto es mi pelo natural con un poco de camomila.





Así es como conseguí dejar de teñirme. Los peines tipo tangle teezer ,la alimentación saludable, y la henna. Esos fueron los que devolvieron a mi pelo un brillo increíble, salud, volumen y puntas cerradas totalmente. 

Con la henna nunca sabes al 100% de qué color va a quedar tu cabello. Porque depende de tu base, la mezcla de henna que hagas, el tiempo de exposición, si mezclas con agua o ácido, si tu pelo es fino o grueso, teñido o virgen.. (de esto os explico un poco más en mis vídeos sobre henna). 



Lo que quiero decir es que la henna me ayudó a no obsesionarme con el tono, a decir: que salga lo que salga. Me ayudó a no tener que volver a teñirme porque la henna resiste al agua, al sol, al cloro... no se destiñe ni se ve fea aunque pasen meses y AÑOS! 

Y  bueno, creo que ya lo he dicho todo. Que mucho ánimo chicas y chicos, podéis preguntarme cualquier duda.



Irene Vila❀



INSTAGRAM @iirpel

INSTAGRAM ILUSTRACIONES: @cienciadetigaleria

CANAL DE YOUTUBE: Ciencia de ti


(si quieres encargar un dibujo  

personalizado, click aquí)








No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te olvides de comentar lo que quieras, ¡te escucho! ;)